Mujeres, niños y niñas que nacen y viven en prisión

En México existen 800 niños que nacen y viven en prisión hasta los seis años.

cover image

Reinserta, ayuda a que estos niños crezcan y se desarrollen bajo las mismas condiciones que haría un niño de su edad fuera de prisión.

Conviértete en un embajador de los niños invisibles y ayúdanos a transformar sus vidas.

DE 0 A 2 AÑOS

Las mujeres que quedan embarazadas durante su condena en prisión, tienen el derecho de vivir con sus hijos hasta que cumplen los 6 años. Durante ese tiempo los niños crecen al cobijo de su madre, pero en un entorno poco favorable para su desarrollo físico y emocional. Violencia, estrés e inseguridad es el ambiente común de la prisión.

DE 2 A 3 AÑOS

Es difícil ver a estos niños y niñas socializando con otros niños. La mayoría del tiempo tienen que pasarlo al lado de sus madres. De vez en cuando algunos de ellos salen por el fin de semana para visitar a sus familiares, luego regresan con su madre a prisión. Otros nunca han tenido la posibilidad de salir.

DE 3 A 4 AÑOS

Aunque ningún niño que viva en la cárcel puede ser tocado o registrado por los guardias, existen otras actividades que ponen en riesgo su integridad, por ejemplo, deben permanecer con su madre todo el tiempo, incluyendo los días de visitas conyugales.

A LOS 5 AÑOS

Después de que la cárcel ha sido el hogar de los niños invisibles, cuando cumplen 5 años y 11 meses, deben enfrentarse a una nueva realidad, abandonar la prisión y a su madre.

¡Ayúdanos a hacer la diferencia!

Tu donación logrará que muchos tengan una segunda oportunidad

Donar ahora

"Testimonios"